¿Por qué invertir en España?


1. Economía atractiva y abierta.

España ocupa una posición destacada en todo el mundo por la importancia de su economía y ofrece uno de los mercados más atractivos de Europa, siendo la quinta economía de la Unión Europea con 46 millones de consumidores y 75 millones de turistas anuales.

Al ser un país miembro de la Unión Europea, le confiere acceso al mercado más grande del mundo, por lo que los inversores potenciales pueden beneficiarse de la libre circulación de bienes y servicios, capital y personas; de un comercio sin aranceles intracomunitarios, una moneda única y varios programas y fondos europeos. Además, las empresas con negocios en España pueden acceder también, y con ventaja, a los mercados de la región EMEA (Europa, Oriente Medio y África del Norte) y a América Latina, dada su posición geoestratégica y fuerte presencia en estas regiones, además de los profundos vínculos económicos, empresariales, institucionales y culturales existentes. 

 

ESPAÑA ES UN PAÍS ABIERTO A LA INVERSIÓN INTERNACIONAL.

Es el 13º país receptor de inversiones extranjeras en el mundo, ofrece oportunidades de negocio para las empresas en sectores de alto valor añadido, que resultan ser atractivas para los inversores extranjeros debido a su fuerte potencial de crecimiento. "En España existen más de 12.300 empresas extranjeras que representan todos los sectores económicos: industriales, tecnológicos y de servicios." El proceso de creación de una empresa en España es muy sencillo. Existe una amplia gama de posibilidades para adaptarse a las necesidades de los diferentes tipos de inversores que deseen invertir en el país, y es libre de elegir entre las numerosas alternativas que ofrece la Ley Española para la creación de empresas. 


2. Infraestructuras, logísticas y redes.

El Global Competitiveness Report 2016, publicado por el Foro Económico Mundial (WEF), sitúa a España en el 12º puesto en el mundo en infraestructuras y servicios logísticos, siendo éstas un modelo a seguir por todos. Sobresalen por su importancia los Aeropuertos Internacionales y otras infraestructuras que facilitan la entrada de turistas: la red ferroviaria, los puertos, las autopistas, los transportes urbanos, etc.

> Redes de Comunicaciones e Inteligencia tecnológica: España es líder en Tecnologías de Información y Telecomunicaciones avanzadas, es uno de los mercados TIC más importantes de Europa.

> Aeropuertos: España es un importante centro de conexión para las líneas aéreas que comunican América, Europa y Oriente Medio. Cuenta con dos de los diez aeropuertos más grandes de Europa: el Aeropuerto de Madrid y el Aeropuerto de Barcelona. Ocupa el tercer lugar en Europa en tráfico de pasajeros, con más de 193 millones cada año.

> Puertos: España cuenta con una magnífica infraestructura portuaria gracias a su posición geográfica que conecta rutas marítimas internacionales. Ocupa el cuarto puesto en la Unión Europea en el transporte marítimo de mercancías, existen 4 puertos españoles entre los 25 puertos europeos más importantes.

> Red de Ferrocarriles: España cuenta con la 2ª Red de Alta Velocidad más grande del mundo (y la 1ª en Europa), conforme los datos de ADIF. Es pionera en el campo de la I+D ferroviaria, por su capacidad de innovación en infraestructuras, señalización, electrificación y material rodante, además es referente mundial en consultoría e ingeniería tanto de construcción como en equipamiento ferroviario.

> Carreteras: Se trata de la mayor red de autopistas y autovías de la UE con más 17.000 Kilómetros, suponiendo un 10,33% de la red. Además, puede presumir de tener una de las mejores redes de carreteras convencionales de Europa.


3. Apoyo a la inversión extranjera. Referencia de Negocios Internacionales del Mercado Global.

España es una economía abierta. El incremento de la competitividad de las exportaciones españolas, debido a la mejora de la productividad, ha contribuido positivamente al crecimiento del sector exterior en los últimos cuatro años. La creciente tendencia del sector exterior a diversificarse y a encontrar nuevos mercados está estrechamente relacionada con el dinamismo mostrado en el sector de las exportaciones. Éstas han alcanzado una cifra de 277 mil millones de euros en el año anterior. Las multinacionales extranjeras situadas en España, son responsables del 40% aproximadamente de las exportaciones totales del país.

 

España es el 11º mayor exportador mundial de servicios comerciales, con más de 110.000 millones de dólares. Además de su mercado interno, cabe destacar que ofrece una situación privilegiada como puerta de entrada al mercado europeo, a América Latina, al Norte de África y a Oriente Medio; esto es gracias a la estratégica localización geográfica del país. Existe un amplio sistema de ayudas e incentivos desarrollados por el Gobierno Central de España y otros organismos gubernamentales, con especial enfoque en las inversiones productivas y en el I+D+i.

> Incentivos y ayudas estatales en España.
> Financiación, ayudas e incentivos a la empresa (Starting Up in Spain, Horizonte 2020…).


4. Marco Competitivo de Negocios.

La competitividad del clima empresarial se ha visto reforzada gracias a la implantación de una serie de profundas reformas estructurales, aumentando la flexibilidad en el mercado de trabajo y mejorando las condiciones en la que los nuevos grupos empresariales pueden desarrollarse y crecer en el mercado. España ha logrado un alto grado de desarrollo tecnológico y cuenta con una mano de obra muy bien formada y altamente valorada a nivel internacional, generando un marco idóneo para inversiones y negocios.

 

MANO DE OBRA ALTAMENTE CUALIFICADA Y CON COSTES COMPETITIVOS.

La productividad en España, desde hace más de 10 años, ha seguido una línea continua de tendencia ascendente, con un crecimiento superior a los demás países principales de Europa. El nuevo marco laboral ha conllevado una mejora en la productividad y donde los costes salariales son más competitivos que en otras grandes economías europeas.

 

RÉGIMEN FISCAL FAVORABLE PARA EMPRESAS, INVERSORES EXTRANJEROS Y EJECTUVOS.

La Agencia Tributaria se ha diferenciado por su liderazgo tecnológico, convirtiéndose en un sistema tributario moderno y competitivo.

 

IMPUESTO DE SOCIEDADES.

El sistema de incentivos fiscales para desarrollar actividades de I+D+i es uno de los más favorables de los países de la OCDE, tanto para las grandes empresas como para las pequeñas y medianas compañías. Los gastos relacionados con la actividad empresarial son deducibles al ser debidamente contabilizados y justificados.

Entre otras ventajas para la ubicación en España, cabe destacar la disponibilidad de una amplia gama de instalaciones para diversos negocios, repartidas por parcelas industriales, parques tecnológicos y plataformas logísticas con todas las facilidades necesarias. En España, hay más de 80 Parques tecnológicos con 6.500 compañías operando en ellos, una singular infraestructura para el Desarrollo Tecnológico Empresarial.